Categoría: Los japoneses

La ciudad más peligrosa de Japón

Homeless

El otro día se me hincharon un poco las narices.

Salí de una clase de español que suelo dar cada dos semanas y fui a montar en la bici que tenía aparcada al lado de la entrada del edificio. Cuando todavía estaba abriendo el candado, bajaron unos cuantos estudiantes japoneses, más o menos de mi edad y me preguntaron donde vivía. Normalmente la gente que va al centro de Osaka a estudiar o a trabajar toma el tren, así que imagino que les sorprendió el hecho de que fuera a trabajar en bicicleta. Yo todo orgulloso respondí “vivo en Namba” y, ante mi sorpresa, una chica joven comentó “uy, qué peligroso ¿no? Por desgracia no tuve tiempo para explicarme, más allá de mi cara extrañada y un rotundo “para nada” porque alguien cambió el tema de la conversación y me marché a casa pensando por qué los japoneses tienen tantos prejuicios.

Sigue leyendo

Anuncios

¿QVEJ? 1×15 Los game centers

Game Center
Para muchos de nosotros los salones recreativos eran prácticamente una segunda casa donde pasábamos buena parte de nuestro tiempo libre.

Cuesta imaginar a día de hoy lo importante que fueron para muchos españoles y lo que marcaron, positiva o negativamente a muchos de nosotros. Desde el chico que se saltaba las clases para pulir su técnica del Street Fighter II al grupo de amigos que se formó en alguno de estos salones o al pobre diablo que cada dos por tres le robaban la paga semanal o la merienda.

Lamentablemente estos peligrosos pero fascinantes locales pasaron a mejor vida a finales del siglo pasado a manos de sus verdugos, las consolas domésticas. La llegada de la moneda europea tampoco ayudó demasiado.

Sigue leyendo

¿Por qué Osaka mola más?

Umeda, Osaka
Mucha gente que quiere venir a vivir a Japón me pide consejo a la hora de elegir la ciudad adecuada. Me preguntan por Tokyo, Kyoto u Osaka pero el caso es que al final esto es prácticamente una anécdota, porque casi todo el mundo tira por Tokyo.

No los culpo, yo mismo antes de venir a Japón por primera vez estaba obsesionado por vivir en Tokyo al menos una vez en mi vida, quizás influenciado por tantos mangas, animes o películas.

Me sorprendía ver en más de una ocasión que algunos personajes más o menos públicos que habían vivido en Kanto y en Kansai, reconocían que fueron más felices o disfrutaron más su estancia en Kansai en general y Osaka en particular. Me acuerdo por ejemplo de Marc Bernabé y el podcast sobre su libro Apuntes de Japón. Recomendable, por cierto.

El caso es que más de uno me pedía que me mojara y diera mi opinión públicamente y yo siempre contestaba que todavía era pronto para decir nada que pudiera considerarse serio ya que no llevaba suficiente tiempo viviendo en Kansai. Tras 5 meses viviendo aquí, creo que ya puedo decir alguna cosa al respecto.

Sigue leyendo

¿Qué veo en Japón? 1×13 El Hanami

Sakura

Cuando empezamos este proyectito de ¿Qué veo en Japón? una de las cosas que más me apetecía hacer era realizar algún video sobre las tradiciones japonesas más populares, como el hanabi – que llegará en verano – o este hanami que podéis ver desde ya. Hace unos pocos días escribí un poco sobre el sakura en Osaka, lo puedes leer aquí.

Por ello, y porque ésta ha sido mi primera vez – no había tenido ocasión de vivirlo hasta ahora – he cogido con muchas ganas este video reportaje.

Para que te hagas una idea, he necesitado tres o cuatro jornadas para la grabación – a una media de tres o cuatro horas por día – y una jornada más para la edición – ésta sí de ocho horas- de los algo más de 250 clips que había conseguido juntar. Es más o menos el tiempo que suelo dedicar a estos videos, a excepción de los casos en los que sólo tengo una única oportunidad como el video del Museo del Manga o la fábrica museo de ramen instantáneo.

Al final, lógicamente, no utilicé todos los clips que grabé – siempre hay que descartar cuando editas un video- pero creo que los que componen el video definitivo funcionan muy bien en su casi 6 minutos de duración.

Sigue leyendo

Sakura en Osaka 2013

Osaka Sakura

Los cerezos se cubren de algodón de azúcar, los niños corren, los amigos sonríen.

El hanami 花見 (literalmente “mirar las flores”) es todo un acontecimiento en el país nipón. Se viene celebrando desde el periodo Nara (710-794), cuando los vecinos de las diferentes localidades ya se reunían para admirar los ciruelos (ume). Aunque se tenga constancia escrita de este concepto como lo entendemos hoy día, el ser humano lleva admirando la naturaleza y la belleza de las flores desde el principio de los tiempos, más aún cuando no existía internet y algo había que hacer. La idea es quedar con los amigos, compañeros de trabajo, pareja, familia para hacer un picnic bajo estos preciosos árboles. En casi todas las ciudades o pueblos japoneses abundan los cerezos y es fácil encontrarse con alguno en cualquier parque, escuela o jardín público, así que te puedes imaginar el ambiente que se vive durante estas dos semanas que dura el florecimiento de los sakura 桜 (“cerezo”).

Sigue leyendo

Kuidaore Taro, entre Wally y el muñeco diabólico

Kuidaore Taro

No voy a dar como primicia que Japón es un país muy especial.

Es difícil no sorprenderse a diario con la cantidad de detalles, situaciones o comportamientos que serían impensables ya no sólo en España, sino en cualquier otro país del mundo.

Algunas veces estas particularidades me sacan de quicio, especialmente las que tienen que ver con la cultura del “cabecicubismo”- leáse el fantástico tebeo de Super López – pero por lo general, todos estos detalles hacen del país nipón un lugar muy interesante y sorprendente.

Igual de sorprendentes son algunos iconos populares que, debido al caracter conservador del país siguen en pie muchos años después – no en vano las empresas más longevas están aquí. Algunas veces estos elementos siguen siendo muy entrañables y dignos de ser vistos, como el famoso corredor de Glico, por ejemplo, pero otras veces, y siempre en mi opinión, no han resistido demasiado bien el paso del tiempo.

Sigue leyendo

¿Qué veo en Japón? 1×12 Depachika

Depachika

Seguro que a estas alturas ya sabrás de sobra que es un depachika, pero por si acaso te refresco la memoria. El depachika es una planta específica, presente en la mayoría de los centros comerciales japoneses donde se puede encontrar todo tipo de productos de alimentación. Se diferencian de los supermercados en que tienen stands independientes con diferentes firmas comerciales y en que los productos que se venden son de gran calidad. Además de comida para llevar, muy práctica después de una mañana o tarde de compras, también se pueden encontrar artículos de importación de diferentes países, regalos exquisitos y por supuesto un montón de ideas para llevar un omiyage -detalle, souvenir- de calidad.

Sigue leyendo

Cosplay en el Nipponbashi Street Festa 2013

Nipponbashi Street Festa 2013

Ayer se celebró aquí en Osaka el noveno Nipponbashi Street Festa, en el Den Den Town, el barrio tecnológico de la ciudad.

Si viste el video de Super Potato, ya sabrás que Nipponbashi es el equivalente a Akihabara en la ciudad de Osaka y, aunque es un poco más pequeño, no tiene demasiado que envidiarle. Prueba de ello es el festival que se celebra cada año desde 2004 y que reúne cientos (o miles) de cosplayers que se juntan para pasar un buen rato y hacer las delicias de los visitantes, fotógrafos y pervertidos que “peinan” la zona – que también los hay.

Por si hay alguien por ahí que no esté familiarizado con el término cosplay, decir que es la contracción de costume (disfraz) y play ( jugar/interpretar).  Se dice que se empezó a practicar en los años setenta en el famoso comiket ( Comic Market) tokiota y a día de hoy se practica a lo largo y ancho del planeta. Normalmente los cosplayers se disfrazan de personajes de manga, anime, video-juegos e incluso grupos musicales.

Sigue leyendo

Glico y el corredor de los 300 metros

Glico Man

Osaka es conocida por la calidez de la gente, por su sentido del humor y sus cómicos o por la pasión que sienten sus habitantes por la gastronomía. De hecho algunos de los platos más característicos de la cocina japonesa,  dentro del grupo konamon 粉もん – “cosas hechas de harina”- como el takoyaki o el okonomiyaki son originarios de la ciudad, con el permiso de otras ciudades como Hiroshima.

A pesar de que, a diferencia de otras urbes como Kyoto o Tokyo, la ciudad no tiene demasiados puntos de interés turístico – a simple vista – sí que dispone de algunos elementos que la hacen reconocible en todo el país. Algunos de estos símbolos son su famoso castillo – reconstruido finalmente en 1997 tras diferentes acontecimientos bélicos e infortunios como la caída de un rayo en 1665 – la curiosa torre Tsūtenkaku en Shinsekai, el cangrejo gigante del restaurante Kani Doraku en Dōtonbori o el Aquarium Kaiyukan.

Cualquiera de estos ejemplos podría representar perfectamente a Osaka pero la verdad es que el primer lugar donde se dirige el turista y el objetivo número de las cámaras fotográficas es un cartel publicitario.

Sigue leyendo

¿Qué veo en Japón? 1×08 Tôka Ebisu

Touka ebisu

 

Hoy hago un paréntesis entre tanta tienda y tanto frikismo para presentarte uno de los festivales más importantes de Japón: el Tôka Ebisu.

Este festival tiene lugar en enero, concretamente el día 9 – la víspera de Ebisu – el día 10 – el día grande, y el día 11 – el último día para conseguir suerte.

Es especialmente popular en Kansai, donde a Ebisu, la deidad y patrón de los comerciantes en general y pescadores en particular, se le llama cariñosamente “Ebessan”.

Durante estos días, los comerciantes o propietarios de negocio se dirigen a rendir culto a esta deidad y rezar por la prosperidad de sus negocios. En el video veréis en que consiste el ritual.

Sigue leyendo

Entrevistas de trabajo y otras tonterías

salary men

Por fin estoy buscando trabajo de forma más o menos seria. Como la necesidad no ahogaba y todavía tengo mucho japonés que aprender lo he ido dejando para más adelante. Ahora es ya ese “adelante”.

No voy a profundizar demasiado en cómo buscar trabajo en Japón o cuales son los requisitos que se necesitan para conseguir un visado de trabajo. Ya hablé de las dificultades que conlleva en algún que otro post y me da mucha pereza seguir rizando el rizo. Lo que si que voy a hacer es contar como ha sido mi experiencia contactando con tres empresas diferentes y con una oficina de empleo para extranjeros en Osaka. Todo esto que cuento ha de ser interpretado teniendo en cuenta que dispongo de visado de trabajo. Para los “sin papeles” la realidad es muy diferente.

Uno de los primeros pasos que tomé cuando empecé, muy tranquilamente, a buscar trabajo fue acercarme a una oficina de empleo para extranjeros en Osaka, Umeda. Echando un vistazo en su página web descubrí con sorpresa que disponían de personal capacitado para atender en español dos días a la semana. Elegí uno de los que había disponible, monté en la bici y allá que me fui.

Sigue leyendo

Yo también quiero un novio japonés… Ligar y empezar una relación

Chicos japonesesNo, no me he vuelto ni loco ni he salido del armario.

El título hace alusión al sentimiento de muchas de las lectoras del blog que sueñan con algún día compartir algo más que palabras con el japonés de sus sueños.

Muchas veces me apetece hablar de temas que no conozco y mi sentido común me frena los pies. No voy a caer, al menos deliberadamente, en el error de hablar de cosas que desconozco o que no he vivido en primera persona. Lógicamente todo lo que yo dijera sobre como ligar con hombres sería (espero) erróneo y carente de interés.

Aquí en Kansai, tenemos una revista gratuita, en inglés, que se llama Kansai Scene, suele estar escrita por residentes anglosajones que escriben sobre temas relacionados con Japón, ya sean culturales o de ocio. Tengo un montón de revistas guardadas en casa que seguro que servirán de inspiración para más de un post.

El caso es que hoy, revisando la KS de este mes me ha llamado la atención el artículo de una inglesa que explica como es la relación de una occidental con un japonés y se encarga de desmontar algunos mitos que circulan en torno a los chicos japoneses – que pena que los temas sexuales no los toque, estos puritanos…

Sigue leyendo

San Valentín en Japón

san valentin

Como verás en el video, el día de San Valentín en Japón es un poquito particular. El espíritu es el mismo, pero históricamente se ha desarrollado de forma diferente al resto del mundo. Aquí son las mujeres las que toman la iniciativa y regalan dulces a las personas que quieren, a las personas que quieren querer y a las personas que no quieren pero que deben… ¿querer?, ¿considerar?

Vamos que si te das una vuelta por cualquier ciudad japonesa hoy o los días previos al 14 de febrero te encontrarás con un montón de mujeres “invadiendo” centros comerciales y tiendas especializadas en busca de todo lo que necesitan para preparar unos dulces caseros. Desde los ingredientes más sencillos a los artefactos más aparatosos.

Sigue leyendo

Setsubun en Kyoto 京都で節分 [VIDEO]

Geiko

El Setsubun es una curiosa celebración japonesa que se tiene lugar anualmente el 3 de febrero y tiene como objetivo limpiar toda la maldad e impurezas del año anterior y dar la bienvenida a la fortuna y la buena suerte.

La celebración viene acompañada de un ritual muy particular, el mame-maki 豆まき, que consiste en lanzar habichuelas al cabeza de familia (que viste una máscara de Oni – demonio japonés) que espera tras la puerta del hogar, mientras se dice 鬼は外福は内 “Oni wa soto!Fuku wa uchi!” que viene a ser algo así como “los demonios fuera y la fortuna (suerte) dentro”.

Su origen está estrictamente ligado al calendario lunar japonés y al año nuevo chino y, como su nombre indica (“separación de estaciones”) celebra el cambio de estación, dando la bienvenida a la primavera – Risshun 立春.

Como tenía mucha curiosidad de como se celebra el Setsubun pensé que Kyoto sería un lugar fantástico para descubrirlo. Y allí que me fui.

Sigue leyendo

De bicicletas, médicos y persecuciones policiales

Bicis

Con tanto proyecto entre las manos, videos, redes sociales y demás historias se me está olvidando lo que es en realidad este blog: un diario personal.

Llevamos en Osaka viviendo ya algo más de un mes, y son ya poco más de dos meses desde que llegamos a Japón. Hay que ver como pasa el tiempo.

Todavía es pronto para hacer valoraciones pero las primeras impresiones son muy buenas. Nuestro apartamento es bastante acogedor, totalmente reformado (estrenamos la reforma nosotros) y situado en una zona realmente conveniente (べんり). Andando, tardo sólo 5 minutos en llegar a la estación de Namba o Nipponbashi, 10-15 minutos a Shin-sekai, y si utilizo la bici, me planto en 25 minutos en Umeda. Vamos, que lo tenemos todo cerca.

Ya sabes que Japón es un país donde se utiliza mucho la bicicleta y a diferencia de otros países, como el nuestro, aquí se puede circular prácticamente por donde te venga en gana. No hay día que no me acuerde de las estúpidas sanciones y multas que la policía local española reparte entre los ciudadanos por circular por la acera ¿estamos locos? En Japón, únicamente en el área metropolitana de la capital se acumula prácticamente la totalidad de los habitantes del territorio español (36 millones por 47 de España), y muchos de éstos circulan diarimente por la acera, asfalto o por donde pueden, y con un poquito de respeto y educación no pasa nada de nada.

Sigue leyendo

Un reno bailarín en Umeda

yukia.org

Caminando por cualquier ciudad japonesa uno se encuentra con cosas de lo más curiosas.

La gente aquí se apasiona por todo lo que hace. Los trabajadores intentan siempre dar lo máximo, no es raro ver a vendedores corriendo por los pasillos de cualquier centro comercial, cuando lo cierto es que no hace ninguna falta, y los aficionados a cualquier temática llevan siempre sus aficiones hasta límites insospechados.

En los parques puedes ver a gente practicando todo tipo de cosas: ensayando coreografías imitando a sus ídolos, futuros barman lanzando botellas al aire, aspirantes a cómicos que practican sus números en un teatro invisible, trucos de magia, habilidades deportivas. Todo esto practicado una y otra vez, hasta adquirir un dominio absoluto o estar preparado para llevarlo a un siguiente nivel.

Tampoco es raro ver a gente en los salones recreativos mostrando sus habilidades ¿Os acordáis de este tío que aporreaba los botones de la recreativa increíblemente rápido? (minuto 02.19 del video). Basta con acercarte un sábado o domingo por la tarde a cualquiera de los diferentes Game Center para alucinar con la habilidad que tiene la gente para tocar los tambores, sincronizar los movimientos o incluso bailar. El otro día mismo vimos una pareja de escolares que “jugaban” a dobles en una de estas máquinas de bailar, bajo la atenta mirada de unas quince o veinte personas.

Sigue leyendo

La Navidad japonesa

Xmas AKB

Ésta es la segunda Navidad que paso en Japón, y creo que ya voy entendiendo de que va el rollo.

Importada por los soldados norteamericanos durante la ocupación, se ha convertido en una fecha clave en el calendario nipón.

Aún así, el espíritu es muy diferente. La Navidad aquí se entiende como algo puramente comercial, alejada de los valores cristianos, que lógicamente, brillan por su ausencia. Como te explico en el video, en Japón la colocan al mismo nivel que San Valentín, un día especial para las parejas y para los centros comerciales, que han visto como en los últimos años se ha multiplicado el consumo de dulces o artículos relacionados con la Navidad.

Espero que te guste el video ¡Feliz Navidad!

Navidad from Creativo en Japón on Vimeo.

Todas las imágenes (excepto los anuncios de televisión e imágenes de archivo) las grabé en Kobe y Osaka

Música:

Jingle Bells – Aya Hisakawa (Ami Mizuno) – Álbum – Bishoujo Senshi Sailor Moon SuperS Christmas for you

Alquilar un piso o como perder tus ahorros en 7 días

Hace tres días dejamos la entrada para el alquiler de nuestro nuevo piso en Osaka. El proceso está siendo un poco complejo y costoso pero he de decir que hemos tenido un poco de suerte.

El primer afortunado soy yo, porque siendo extranjero, sin hablar demasiado japonés y con unos ahorros bastante limitados, si no hubiera tenido cerca a mi mujer y familia, hubiera sido muy, pero que muy difícil. Un día de estos os hablaré de las numerosas contradicciones en los que un gaijin (extranjero) se las tiene que ver cuando vive en Japón.

Para que os hagáis una idea de que va esto, porque en Japón las cosas funcionan un poco diferente.

Cuando vivía en Valencia, y quería cambiar de vivienda normalmente contactaba con algún particular (intentaba evitar agencias inmobiliarias) visitaba el piso y si a ambos nos parecía bien,pagaba una fianza y como mucho un mes de alquiler y hasta luego Lucas. En mi etapa en Estados Unidos fue algo similar, visité a un particular que se anunciaba en Craigslist, pagué una fianza equivalente al alquiler y a vivir. Si cuando vencía el contrato o decidía mudarme, si todo estaba en regla, se me devolvía la fianza. Fin de la historia.

Sigue leyendo

Primeras impresiones de la burocracia japonesa

Llegué a Japón el pasado martes por la noche (hora local) y ya he tenido que enfrentarme con la burocracia hasta en tres ocasiones y he de decir que por ahora el balance es más que positivo. Especialmente si tenemos en cuenta la odisea que supuso casarse en España y obtener todos los papeles necesarios para la tarjeta de residencia de Asami y demás historias.

Nada más llegar a Japón, si cuentas con un visado especial de residencia has de pasar por una cola especial para extranjeros donde, tras registrar tus huellas y mirar al pajarito ( a la cámara, se entiende) te dan una flamante tarjeta de residencia, en este caso para un año extendible. También te entregan un papel explicándote que tienes que ir a la oficina del ayuntamiento más cercana a tu domicilio y registrar tu dirección en un plazo máximo de 90 días o perderás tu condición de residente en Japón. Es obligatorio llevar siempre encima la tarjeta de residente, con la dirección postal escrita en la parte de atrás de la misma o te puedes meter en algún problema. El trámite fue bastante rápido, más o menos 15 minutos de cola y menos de 5 minutos para registrar huellas y fotografía. Mientras lo llevaba a cabo, Asami recogía las maletas, así que no supuso un tiempo extra de espera. Salí de allí con la tarjeta en la mano cuando tenía entendido que te la enviaban a casa. Un problema menos, pensé.

Sigue leyendo

Viajar con un iMac a Japón y un chanko-nabe en Kioto

Konnichiwa! ya estamos en Japón. En Kobe, más concretamente.

Llegamos hace dos días al país nipón tras un largo viaje de casi 16 horas de duración ( 20 si contamos el coche, tren y autobús). Volamos con Emirates, y una vez más he de decir que estoy contento de haber elegido a esta compañía.

El itinerario fue Madrid-Dubai-Osaka y aunque todo salió a pedir de boca, únicamente un pequeño retraso en el segundo vuelo, estuve muy nervioso gran parte del mismo ¿Por qué? Un iMac de 21 pulgadas y media, tiene la culpa.

Utilizo Mac desde que estudiaba en la universidad, más o menos desde el año 2000, y como nunca me ha fallado he seguido comprando productos Apple, desde los primeros iPod hasta el iMac que tengo ahora, mi última adquisición.

Lo tengo desde hace más o menos un año, y cuando lo compré no sabía todavía que iba a vivir en Japón por lo que no pensé demasiado en como iba a transportarlo esos casi 11.000 kilómetros.

Tras decidir que finalmente íbamos a vivir en Kobe u Osaka, empecé a indagar por internet si era posible volar con un iMac a bordo de la cabina y cuál eran las opciones que disponía para llevar a cabo tal empresa. En seguida me di cuenta que no había demasiada información al respecto. Algunos foros en los que preguntaban sobre el tema y acababan contradiciéndose unos a otros y poca cosa más. Gracias a esos foros encontré un par de páginas web para comprar bolsas especiales para transportar los iMac, desde unos 100 o 120 euros, que costó la mía, hasta cifras mucho más altas.

Sigue leyendo

La invasión de los ladrones… de bragas

Hay que saber interpretar todo lo que leemos sobre Japón.

Sin ir más lejos hoy estaba leyendo diversos blogs y páginas webs internacionales, en busca de información y he leído algo así como que las mujeres se dejan tocar en los trenes y no hacen nada por evitarlo. Esto es tan absurdo como incorrecto. Si una pobre mujer no hace nada por evitarlo es o porque está en estado casi de shock o porque literalmente no puede mover un dedo. La verdad suele ser complicada pero a veces se puede explicar al más puro estilo navaja de Okham

“En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla, suele ser la correcta”

Cuando leía historias sobre ladrones de bragas (Shitagi Dorobou 下着泥棒 : ladrón de ropa interior) pensaba que era algo así como una licencia del manga y del anime, pero nada más lejos de la realidad.

Asami me dice desde el sofá, que este fenómeno no aparece demasiado en las noticias porque es algo que pasa todos los días…

Sigue leyendo

Orientarse en Japón o el noble arte de interpretar los mapas

En los próximos días voy a empezar a buscar trabajo en Japón, y es inevitable que me vengan a la cabeza unos cuantos recuerdos. Os comentaba en post anteriores, como en el de trabajar en en el país del sol naciente o en el del onsen en Kobe y la sorpresa de Paul, como me había ido en alguna que otra entrevista de trabajo que había conseguido en el país nipón, y ahora, cuando empiezo a pensar en adecuar y preparar mi curriculum vitae, me acuerdo de una de las principales dificultades a la hora de encontrar trabajo en Japón: orientarse.

El sistema de identificación japonés de las ciudades en los mapas es totalmente diferente al que tenemos en España ( e imagino que en muchísimos países). Mientras que nosotros nombramos las calles y damos un número más o menos progresivo a las viviendas o comercios, en Japón las calles no suelen tener nombre (sólo las grandes avenidas y algunas excepciones) y son las manzanas ( los bloques dentro de las diferentes calles)  las que reciben un número identificativo. Así pues, si recibes una carta de algún amigo/a que vive en Japón, verás que en ella aparece el nombre de la ciudad, del barrio y tres números (distrito, manzana y casa). Muy práctico para los ordenadores, que encuentran las cordenadas de forma muy eficaz, pero muy complicado para los humanos en general y humanos con problemas de orientación, en particular. Ejemplo: yo.

Sigue leyendo

El mercado del sexo japonés. Una introducción

La prostitución en Japón es un tema muy complejo y difícil de analizar. Esta reflexión en voz alta no es más que una pequeña introducción de lo que pienso que es la industria del sexo en el país del sol naciente. Mi conocimiento se limita a lo que me cuenta mi mujer, a lo que vi (pero no experimenté) en mis meses en Tokio y mi escueto trabajo de investigación.

Aunque pagar por tener sexo ha existido en Japón desde tiempos remotos, la prostitución es ilegal en Japón. Así lo dice la ley de anti-prostitución de 1956: ” Nadie podrá prostituirse o convertirse en cliente”. Como muchos sospecháis esto es bastante ambigüo y difícil de controlar.

Es lógico que un país como éste tenga una industria del sexo tan fuerte y variada. Un país históricamente cerrado a cal y canto, hasta 1542 no llegaron los primeros occidentales documentados a Japón, desarrolla una cultura y una personalidad muy fuerte. El hecho de que el país viva en un punto geográfico tan complicado (terremotos, tsunamis, tifones…) y el mencionado “cerrazón” sin duda fue construyendo esa fuerza de voluntad a prueba de bomba, el espíritu de lucha que, junto a las creencias espirituales tradicionales, conforman un estilo de vida muy condicionado por el tener en cuenta siempre lo que piensa la persona que tenemos en frente. Esto esta presente en el idioma japonés, en las costumbres y por supuesto en la conducta.

Sigue leyendo

Ligar en el país del sol naciente

La pregunta del millón ¿ Es fácil ligar en Japón ? Después de la eterna pregunta de donde vamos y a donde venimos, posiblemente la pregunta que más veces escuchamos los que vivimos en Japón o estamos relacionados de manera directa con este país.

Uno de los tópicos más extendidos es que las japonesas son fáciles y que es muy sencillo ligar en Japón. Pues que queréis que os diga, es verdad.

Una vez más, no quiero hacer demagogia ni me presento para el siguiente premio Pulitzer de periodismo, tan sólo doy mi opinión, basada en mis experiencias personales, conversaciones con nativos y un poquito de trabajo de cam….po ¿Qué te creías?

También hay que tener en cuenta mi nacionalidad, mi condición sexual (hombre heterosexual) y presencia, buena claro (ejem, ejem).

Imagino que tendrá mucho que ver la fascinación por lo occidental y las ganas de muchas mujeres japonesas de escapar del país, al que en general aborrecen y consideran demasiado estresante, y si me apuras, aburrido. Vamos que a los extranjeros nos lo ponen blanco y en botella.

Los japoneses lo tienen un poco más difícil, ya sea por timidez, por falta de ganas ( algo que se empieza a extender, sorprendentemente entre la gente joven) o de habilidad, pero el caso es que les cuesta. Por eso es muy frecuente ver parejas formadas por compañeros de universidad o de empresa, e incluso fiestas organizadas con el fin de buscar pareja (las llamadas Gokon).

Sigue leyendo

10 cosas que me gustan de Japón

A mí me pasa un poco como a Rob Gordon, el protagonista de Alta Fidelidad, no puedo evitarlo, me encanta hacer listas…

Tengo en la cabeza varias ideas sobre las que me gustaría escribir, pero debido a su complejidad, he decidido dejarlas para un poco más tarde. Teniendo en cuenta también, que todavía hay mucha gente que está de vacaciones y no hace mucho caso al ordenador, he decidido hacer un top 10 de algunas de las cosas ( a día de hoy, tras unos meses de estancia en Tokio ) que más me gustaron de Japón, muchas de ellas tonterias, pero que os pueden ayudar a entender un poquito como funciona este curioso país. Disculpadme por la duración, me ha quedado un poco largo.

Por supuesto esto no es un estudio sociológico ni nada por el estilo, simplemente un pequeño croquis de alguna de las cosas que me llamaron la atención en mi primera estancia en Japón.

… ¡Allá voy!

1. El ruido y el silencio

Por supuesto que Tokio u Osaka son ciudades ruidosas, pero hay una pequeña diferencia con países como España. El ruido es más “bonito”. Aunque a veces puede llegar a agobiar ( en algunos supermercados, gritan, literalmente, las ofertas del día), prefiero mil veces escuchar la musiquita del tren que entra en la estación, el jingle de alguna tienda ( como Bic Camera o Don Quijote) o la contínua publicidad de barrios como Shibuya o Shinjuku antes que coches con las ventanillas bajadas y música estúpida a todo volumen, viejas contando obra y milagros a grito pelado, perros aullando y demás armonías.

También agradezco mucho el silencio en cafeterías (donde se puede estudiar) que parecen auténticas bibliotecas, o en los trenes, donde la gente tiene “prohibido” utilizar el teléfono móvil para hablar, y en general, se guarda bastante silencio.

Lo malo: En algunas cafeterías a veces se hace extraño tener que hablar bajito con tal de no molestar. La gente parece estar esperando a que alguien rompa el silencio

Sigue leyendo