Etiquetado: profesor de español en japón

Entrevista en Onda Cero

Avión ANA

Hace un par de meses contactaron conmigo de Onda Cero, concretamente del programa veraniego Noches de Radio, interesados en charlar conmigo una de las noches de agosto. El programa, tipo magazine nocturno, compuesto por contenidos muy variados, algunos de ellos relacionados con redes sociales e internet, y otros, como no, con españoles que han decidido hacer las maletas. Me escribieron, imagino que motivados por el trabajo que voy desarrollando en este blog y por lo atractivo que puede resultar el testimonio de una persona que vive lejos de casa y, especialmente, en un país tan exótico como Japón.

Pactamos la entrevista para el día 14, hace dos madrugadas, y la verdad es que esta vez salió mucho mejor. A diferencia de la pasada entrevista en la COPE– aquella vez no hicieron los deberes- el equipo de Noches de Radio se molestó en hacer un poquito de trabajo de preproducción y prepararse mejor la entrevista.

Sigue leyendo

Anuncios

Entrevistas de trabajo y otras tonterías

salary men

Por fin estoy buscando trabajo de forma más o menos seria. Como la necesidad no ahogaba y todavía tengo mucho japonés que aprender lo he ido dejando para más adelante. Ahora es ya ese “adelante”.

No voy a profundizar demasiado en cómo buscar trabajo en Japón o cuales son los requisitos que se necesitan para conseguir un visado de trabajo. Ya hablé de las dificultades que conlleva en algún que otro post y me da mucha pereza seguir rizando el rizo. Lo que si que voy a hacer es contar como ha sido mi experiencia contactando con tres empresas diferentes y con una oficina de empleo para extranjeros en Osaka. Todo esto que cuento ha de ser interpretado teniendo en cuenta que dispongo de visado de trabajo. Para los “sin papeles” la realidad es muy diferente.

Uno de los primeros pasos que tomé cuando empecé, muy tranquilamente, a buscar trabajo fue acercarme a una oficina de empleo para extranjeros en Osaka, Umeda. Echando un vistazo en su página web descubrí con sorpresa que disponían de personal capacitado para atender en español dos días a la semana. Elegí uno de los que había disponible, monté en la bici y allá que me fui.

Sigue leyendo