Etiquetado: desde japón

Comer barato en Tokio (y no pisar un McDonalds)

Normalmente, siempre que aparece Japón en las noticias es, o por alguna catástrofe natural, por la presentación de un nuevo robot último modelo o cualquier otra fricada o para mostrar que la fruta se compra por unidades y que las manzanas salen a euro.
Este tipo de primicias se les denomina también noticias paja o noticias de relleno y sirven para amenizar al personal al mismo tiempo que sirven de comodín a los (pobres) editores que no saben sobre que narices hablar en las semanas en las que los políticos están de vacaciones.

Japón es una isla, bueno, un conjunto de muchas islas. Y como todas las islas del universo conocido, cuando la gente que vive en ellas quiere comprar algo que no se produce allí o que escasea por equis motivos, ha de pagar un alto precio.

Por eso el pescado y el manga son baratos y un paquete de hojas de lasaña te sale por cinco euros. Cálculo fácil.

Siguiendo la misma regla de tres si un italiano, español, francés, búlgaro o ciudadano del imperio austro-húngaro intenta vivir en Japón cocinando las mismas recetas que cocinaría en su propio país, el experimento le va a salir por un pico. Alimentos que son muy básicos para nosotros como el aceite de oliva, el queso, las especias, la pasta o algunas frutas y verduras (como el tomate) son, prácticamente, artículos de lujo, delicatessen que, salvo que tengas un buen sueldo, no te vas a poder permitir a diario.

Sigue leyendo

Trabajar en el país nipón

Seguro que muchos de vosotros estáis pensando en ir a Japón. Algunos pensáis visitar las principales ciudades japonesas, otros dedicar un poco más de tiempo ( y dinero) y explorar mucho más a fondo el país, pero otros pocos, tenéis en la cabeza ir a buscar trabajo en Japón e intentar quedaros de manera indefinida.

En esta entrada os contaré un poquito mi experiencia viviendo y buscando trabajo en Tokio. Todo lo que cuento es únicamente mi opinión personal, basada en las cosas que viví y que comprobé con mis propios ojos. Por supuesto hay excepciones y muchos factores que se me escapan.

La primera vez que fui a probar suerte a Tokio era simplemente un turista con un permiso de 3 meses ( los españoles tenemos derecho a permanecer 3 meses en Japón únicamente con el pasaporte, pero sin derecho a trabajar de forma legal), muy diferente a mi situación actual, que llego con el visado de cónyuge bajo el brazo.

Una vez allí, empecé a elaborar la estrategia para conseguir alguna entrevista de trabajo. Dividí mi eje de acción en dos sectores, el académico ( escuelas de idiomas) y el audiovisual ( productoras, medios de comunicación).

Sigue leyendo