Etiquetado: trabajar en tokio

Trabajar en el país nipón

Seguro que muchos de vosotros estáis pensando en ir a Japón. Algunos pensáis visitar las principales ciudades japonesas, otros dedicar un poco más de tiempo ( y dinero) y explorar mucho más a fondo el país, pero otros pocos, tenéis en la cabeza ir a buscar trabajo en Japón e intentar quedaros de manera indefinida.

En esta entrada os contaré un poquito mi experiencia viviendo y buscando trabajo en Tokio. Todo lo que cuento es únicamente mi opinión personal, basada en las cosas que viví y que comprobé con mis propios ojos. Por supuesto hay excepciones y muchos factores que se me escapan.

La primera vez que fui a probar suerte a Tokio era simplemente un turista con un permiso de 3 meses ( los españoles tenemos derecho a permanecer 3 meses en Japón únicamente con el pasaporte, pero sin derecho a trabajar de forma legal), muy diferente a mi situación actual, que llego con el visado de cónyuge bajo el brazo.

Una vez allí, empecé a elaborar la estrategia para conseguir alguna entrevista de trabajo. Dividí mi eje de acción en dos sectores, el académico ( escuelas de idiomas) y el audiovisual ( productoras, medios de comunicación).

Sigue leyendo

Anuncios

Hasta pronto, Tokio またね 東京!

Debo una disculpa a vosotros que me habéis seguido/leído estos últimos meses. Me ha costado horrores volver a escribir aunque sólo fuera para cerrar este primer ciclo de tres meses en Tokio. Sería injusto no hacer una pequeña conclusión de este periodo de tiempo y animar (o desanimar) a aquellas personas que se encuentren en la misma situación que estaba yo antes de salir hacia Japón.

Os comentaba en el anterior post que había tenido la suerte de conocer a una persona que había visto uno de mis cortos en Cannes ( en el MipTV 2010) y le parecía muy interesante todo lo que yo hacía. Esta persona, es el dueño de una agencia de modelos y trabajó mucho tiempo de “scouter” cuando era más joven, descubriendo jóvenes talentos ya fuesen modelos u artistas. El caso es que en seguida se sintió fuertemente interesado por mi trabajo y tuvimos varias reuniones. Muy complicadas porque él no hablaba casi inglés y la persona que me hacía de intérprete tenía un inglés bastante limitado. Teniendo en cuenta mi caracter fue realmente complicado encajar traducciones de 20 segundos considerando que la charla original duraba más de 5 minutos. Algo se estaba perdiendo y aquello era dolorosamente delicado debido a los temas importantes que se estaban tratando: visado, contrato, condiciones, forma de trabajo, objetivos de futuro…

Al final las reuniones terminaron de forma más o menos positivas, con algunas dudas que se fueron disipando con el paso de los días. La idea era pasar a formar parte de su empresa como fotógrafo, estando abierto a otras ofertas de trabajo que pudieran ir surgiendo gracias a su buena cartera de contactos.

Se habló de que yo volviera a Tokio lo antes posible ( se dijo que en febrero) pero sugerí que era mejor idea esperar hasta marzo o abril con tal de ahorrar un poco de dinero y al mismo tiempo, facilitar todo lo posible la presentación de documentos o solicitudes de cara a obtener el visado, en este caso, de artista.

Sigue leyendo