Hasta pronto, Tokio またね 東京!

Debo una disculpa a vosotros que me habéis seguido/leído estos últimos meses. Me ha costado horrores volver a escribir aunque sólo fuera para cerrar este primer ciclo de tres meses en Tokio. Sería injusto no hacer una pequeña conclusión de este periodo de tiempo y animar (o desanimar) a aquellas personas que se encuentren en la misma situación que estaba yo antes de salir hacia Japón.

Os comentaba en el anterior post que había tenido la suerte de conocer a una persona que había visto uno de mis cortos en Cannes ( en el MipTV 2010) y le parecía muy interesante todo lo que yo hacía. Esta persona, es el dueño de una agencia de modelos y trabajó mucho tiempo de “scouter” cuando era más joven, descubriendo jóvenes talentos ya fuesen modelos u artistas. El caso es que en seguida se sintió fuertemente interesado por mi trabajo y tuvimos varias reuniones. Muy complicadas porque él no hablaba casi inglés y la persona que me hacía de intérprete tenía un inglés bastante limitado. Teniendo en cuenta mi caracter fue realmente complicado encajar traducciones de 20 segundos considerando que la charla original duraba más de 5 minutos. Algo se estaba perdiendo y aquello era dolorosamente delicado debido a los temas importantes que se estaban tratando: visado, contrato, condiciones, forma de trabajo, objetivos de futuro…

Al final las reuniones terminaron de forma más o menos positivas, con algunas dudas que se fueron disipando con el paso de los días. La idea era pasar a formar parte de su empresa como fotógrafo, estando abierto a otras ofertas de trabajo que pudieran ir surgiendo gracias a su buena cartera de contactos.

Se habló de que yo volviera a Tokio lo antes posible ( se dijo que en febrero) pero sugerí que era mejor idea esperar hasta marzo o abril con tal de ahorrar un poco de dinero y al mismo tiempo, facilitar todo lo posible la presentación de documentos o solicitudes de cara a obtener el visado, en este caso, de artista.

Antes de marchar para España apalabramos tener una primera sesión con algunos de sus modelos ( tres chicas y dos chicos) que necesitaban fotos. Tampoco me venía mal para empezar a construir mi portfolio japonés con lo que acepté encantado. Fuimos a Roppongi e hicimos unas cuantas fotos en Roppongi Hills para más tarde ir a pie hasta Aoyama y continuar con la sesión. La verdad es que las fotos quedaron bastante chulas y lo más importante, a esta persona le encantaron las fotos y mi espíritu entusiasta, algo que los japoneses tienen la buena costumbre de valorar.

Ahora mismo estoy en España, trabajando en pequeños proyectos y ahorrando un poco de dinero para no ir con los bolsillos vacíos, esperando, por supuesto que todo vaya bien y pueda volver a Japón dentro de las fechas previstas. Ya he mandado unos cuantos documentos ( título universitario, diplomas…) con lo que la cosa va para adelante.

Sobre la situación laboral en Tokio y sobre las oportunidades de trabajo para los españoles que estén interesados de viajar a Japón he de decir que no pinta demasiado optimista. En estos tres meses he tenido la oportunidad de participar en al menos 4 o 5 entrevistas de trabajo y he podido construir una idea más o menos real de como están las cosas. Hay trabajo, mucho, pero la crisis también les ha llegado y es muy difícil encontrar trabajo a tiempo completo, uno de los requisitos fundamentales para conseguir un visado de trabajo. Por otra parte, el idioma japonés es otro elemento a tener en cuenta, en mi caso, puede esperar ( una de las condiciones de mi oferta de trabajo es que cuando empiece a trabajar me apunte a una academia) por ser un trabajo de tipo creativo, pero en la mayoría de los casos el Japonés es indispensable. No estoy diciendo que no os animéis a ir, simplemente os aviso de que tenéis que hacer muy bien los deberes antes de marchar si no queréis llevaros una sorpresa desagradable. En todo caso, mucha suerte y ánimo.

Por supuesto, en cuanto vaya de nuevo para allá, iniciaré una etapa mucho más apasionante en todos los sentidos, y el blog no será una excepción.

¡Hasta pronto!

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: Orientarse en Japón o el noble arte de interpretar los mapas « Un creativo español en Japón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s