Etiquetado: Okinawa

Video receta # 6 Tacorice

tacorice2
Empezamos el año con una video receta.

Hacía tiempo que no publicaba ninguna, ya que la cocina de aquí en Osaka es muy pequeña y se hace difícil la grabación.

Tenía pendiente esta receta que grabamos en España, pero entre unas cosas y otras se había quedado sin publicar.

El Tacorice ( タコライス takoraisu) es la interpretación japonesa del popular plato mexicano.  Es un plato muy popular en Okinawa y esto no es casualidad. Bien sabéis que en esta isla se acumulan un montón de soldados norteamericanos, que la lían de vez en cuando, y muchos de ellos son de raíces hispanas o afroamericanas. No es algo que esté demostrado pero, es más que probable que el origen de este plato fuese fruto de la experimentación de algún chef militar.

Es también un plato popular entre la gente joven, no es difícil encontrarte con él en algunos cafés japoneses, imagino que por lo exótico de las especias y por su facilidad a la hora de cocinarlo.

Sigue leyendo

¿Qué pasa en Okinawa?

A raíz de la noticia que he leído esta mañana en El Mundo ( la mañana del miércoles), un nuevo caso de violación de una mujer a manos de dos soldados norteamericanos, me animo a intentar explicaros como está la situación en Okinawa.

Un poquito de historia

Como todos sabéis Japón fue uno de los perdedores de la Segunda Guerra Mundial, y uno de los precios que tuvo que pagar fue la ocupación por las fuerzas aliadas ( lideradadas por los Estados Unidos). Era la primera vez en la historia del país era ocupado por una fuerza extranjera desde su unificación.

El proceso duró desde septiembre de 1945, con la rendición del imperio japonés hasta la primavera de 1952, tras la implantación del Tratado de paz de San Francisco.

Durante el verano del 45, poco antes de que culminara el Proyecto Manhattan con el lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, los principales líderes políticos de las tropas aliadas se reunieron en Potsdam, para discutir cual debería ser el futuro de los países del eje. El emperador japonés, tras asumir la rendición del país, aceptaría firmar las declaraciones que allí se registraron. Términos como “la eliminación de la autoridad e influencia de aquellos que han engañado al pueblo de Japón y lo han llevado a intentar conquistar el mundo”, “la ocupación de puntos del territorio japonés designados por los aliados” o “las fuerzas armadas japonesas serán desarmadas completamente”, matizando que “no pretendemos esclavizar a los japoneses como raza o destruidos como nación” y que ” se permitirá a Japón mantener industrias que sostengan su economía y le permitan el pago, sólo en especias de sus reparaciones”.

Sigue leyendo