Etiquetado: fotografía

Akihabara, el barrio más friki de Tokio

Una de las sorpresas que me he llevado al llegar a Tokio es que la ciudad es mucho más compleja de lo que parece desde fuera. Desde España se tiene una visión muy cosmopolita de Tokio, muy futurista, y aunque esto es innegable se limita únicamente a algunos barrios como Shinjuku, Shibuya, Akihabara u Odaiba.

El área metropolitana de Tokio es enorme, según la Wikipedia 34.5 millones de habitantes ( a diferencia de los 8 millones del centro de la ciudad) con lo que las diferencias entre algunos barrios son especialmente llamativas, en ocasiones incluso uno llega a pensar que está paseando por una ciudad diferente.

Akihabara, por el contrario no sorprende, estamos muy habituados a ver imágenes del barrio en el cine, anime o mangas, y es sin duda uno de los destinos preferidos por los turistas para hacerse con los últimos productos electrónicos lanzados en Japón o investigar en busca de tiendas frikis y bizarras, relacionadas o no, con el mundo del manga y los videojuegos.

Tokio es una ciudad que evoluciona rápidamente, posiblemente quienes estuvieron hace cinco o diez años, ahora se encontrarían con una ciudad diferente y por lo que he podido observar parece ser que Akihabara está cambiando.

Sigue leyendo

Anuncios

Haruki Murakami, Twin Peaks y diCorcia

En cierta medida descubrí a Haruki Murakami gracias a Chihiro.

Había oído hablar de él, pero todavía no me había animado a leer alguna de sus novelas. En una de nuestras primeras conversaciones le comenté que estaba interesado en él, que si era verdad que su narrativa recordaba a Paul Auster, si solía mezclar lo fantástico, lo onírico, lo imprecidible con la vida cotidiana.

“Eso es exactamente lo que Murakami hace”. Me dijo ella.

Empecé con Crónica del pájaro que da cuerda al mundo (publicado en Japón en 1994) y rápidamente mi cabeza empezó a realizar conexiones con el mundo del cine. Pese a su estilo personal ( y a menudo inclasificable) era evidente la estrecha relación “visual” y temática con el cine de David Lynch. Pasillos eternos, habitaciones de hotel misteriosas, la fusión entre lo onírico y lo real,  personajes bizarros, el simbolismo.

Murakami comparte con Lynch esa habilidad para encandilar al lector/espectador con un discurso hipnótico, que aunque muchas veces carece de sentido o de explicación racional llega a lo más profundo de nuestro subconsciente.

Sigue leyendo