Etiquetado: figuras anime

¿Qué veo en Japón? ¡Empezamos! 1×01 Psychedelia

Psychedelia

Arrancamos ya el proyecto que, junto a Japan Travellers, llevo anunciando ya unos meses.

Y lo hacemos con una tienda muy friki y muy entrañable: Psychedelia, un auténtico paraíso para los coleccionistas y los melómanos.

Verás que la duración del video es de unos 16 minutos, pero normalmente los videos de esta sección durarán entre 5 y 10 minutos, salvo alguna que otra excepción. También te adelanto que no todos los videos incluirán entrevistas, como en este caso, y que mi participación “física” variará de un video a otro.

¿Los motivos? Básicamente uno, la escasez de recursos.

Normalmente un video de este tipo, en televisión, lo desarrollan al menos cuatro personas: Periodista/presentador, operador de cámara, realizador/editor y productor (me salto la figura del grafista y del traductor). Pues bien, estos videos están realizados en plan hombre orquesta, intentando, en la medida de mis posibilidades cumplir con un mínimo de calidad en cada “puesto”. Salvo los planos en los que aparezco yo que están grabados por otra persona (mi mujer, Asami), todo, para bien o para mal está hecho por mí. Perdóname pues errores y limitaciones varias.

Sigue leyendo

Anuncios

Video guía de Japón #4 Nakano Broadway (micro episodio)

He pensado que para no demorar demasiado los capítulos, lo mejor va a ser intercalar pequeños videos, de vez en cuando, de unos dos minutos para matar el gusanillo.

Esto, como no me controla nadie, es totalmente impredecible y dependerá mucho del material disponible. A partir de noviembre la cosa cambiará, pero hasta entonces he de trabajar con los clips que tengo grabados de mi anterior estancia en Japón.

Al menos esa es mi intención, generar pequeños videos sobre algo concreto, en este caso, un centro comercial, sin ahondar demasiado pero siempre con un mínimo de calidad y entretenimiento. Otras ideas que me vienen a la cabeza podría ser la preparación de algún plato japonés, un microcapítulo sobre algún pequeño pueblo o quién sabe que otra tontería me vendrá a la cabeza.

Sigue leyendo