Y Youtube mató al blog

monitores-800px

Youtube ha cambiado muchas cosas durante estos últimos diez años. No únicamente la forma de consumir productos de ocio sino también la comunicación global, el lenguaje audiovisual o la implementación de la publicidad. Se podría escribir largo y tendido sobre su impacto en la sociedad, pero esa no es mi intención.

Han pasado ya siete meses desde la última vez que subí una entrada y resulta más que evidente que mi canal de Youtube hace tiempo que se comió a este blog. Y bueno, tampoco es que éste sea paradigma de la periodicidad.

No me queda ninguna duda de que esto no es un caso aislado. Mientras que en por allá 2006 las publicaciones amateur o con espíritu amateur crecían, ganaban popularidad e incluso prestigio, hoy día son muchos los que se han rendido a la fuerza de Youtube ¿Para que invertir un tiempo en documentarse y redactar un post si puedes contar lo mismo con imágenes en movimiento y llegar a mucha más gente, en menos tiempo?

Cuando nació Creativo en Japón en 2010, Youtube – mejor dicho, Vimeo, que era el sitio que utilizaba en un primer momento- no era más que una herramienta para alojar una serie de vídeos que quería compartir en mi blog.  Ahora, el blog es una herramienta más para difundir los vídeos que se han convertido en el foco principal de mi actividad. Y una herramienta que no utilizo siempre, por falta de tiempo, y porque no decirlo, pereza.

El primer año en Japón fue bastante más relajado. Estuve unos meses sin trabajar, disfrutando de ese tiempo de ocio, conociendo el país y tomando muchísimas imágenes. Empezaron las obligaciones y los 8-10 días de trabajo se convirtieron en 23, muchas horas que, sumadas a las obligaciones familiares, reducían, drásticamente, el tiempo destinado a mis aficiones – e incluyo al blog y al canal como dos de ellas.

Afortunadamente, los posts antiguos siguen manteniendo este dominio con vida- hablamos de 207 entradas publicadas en 6 años sumando más de medio millón de visitantes y superando ya el millón de visitas – y me sigue agradando que gente lo descubra, o llegue de rebote a algún post y deje su comentario.

buzon

Me gustaría volver a publicar entradas más trabajadas, como aquellas dedicadas a monstruos y leyendas japonesas, pero encontrar ese hueco para llevarlo a cabo de la forma que me gusta, con el máximo rigor dentro de mis posibilidades, es algo bastante improbable.

Simplemente quería compartir esto contigo, te lo debo y se lo debo también a mi “niño” de seis años que tanto me ha dado.

Volverán los posts, quizás no serán muy complejos, y puede que se tomen su tiempo en aparecer, pero este sitio no se muere aún.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s