Una pequeña formalidad

Desde hace un par de meses mi vida prácticamente se reduce a trabajar y aprender ( o intentar aprender) japonés, pero aún así no me acabo de creer que voy a estar allí dentro de unos escasos dos meses. Me voy a vivir con mi novia, y como bien sabéis, como españoles que somos, sólo podemos permanecer en Japón un máximo de tres meses con el visado de turista.  Si llamáis a la embajada japonesa en Madrid, amablemente os explicarán (como hicieron conmigo) las tres opciones más recurrentes que contamos a la hora de intentar obtener un visado de mayor duración.

  1. Estudiar un posgrado
  2. Contactar con una empresa desde España que apueste por ti.
  3. Casarse

Es sorprendente como, incluso, los organismos oficiales insisten en la opción número tres, dando por supuesto que es la opción más factible y más recomendable.  Es verdad que mi novia es japonesa, a día de hoy esa opción me parece un poco marciana. En cuanto a las otras dos, en mi caso no me planteo seguir estudiando ( ya tengo mi licenciatura y mis estudios posteriores) y contactar con una empresa desde España se me antoja complicado, ya que, aunque las tasas de paro se presentan ridículas en relación a las nuestras, muchas son las empresas que no te ofrecen trabajo si no tienes algún visado de “no turista”. La pescadilla que se muerde la cola…

Al final, mi novia y yo decidimos que podía probar suerte con los tres meses que me permite el visado de turista, y aunque es verdad que legalmente no puedo trabajar con ese status,  al menos una breve, pero nada despreciable, estancia  allí me permitirá conocer la ciudad,  acostumbrar un poco el oído al japonés hablado y por qué no, contar con la posibilidad de que pueda contactar con alguna empresa en persona que esté dispuesta a apostar por mí.

Prepararé mi bobina (demo reel), mis portfolios y mis ganas, y cruzaré los dedos…

Ah, y también me llevaré el título del CAP, por sí hay alguna oportunidad como profesor de español.

Anuncios

    • Creativo en Japón

      Hola, te hablo de mi experiencia personal. Por aquel entonces (2010) llamé varias veces a la embajada japonesa en Madrid o al consulado japonés en Barcelona y les expliqué mi situación. Mira si es difícil conseguir un visado de trabajo en Japón que hasta los organismos oficiales recomiendan casarte con tu pareja japonesa para obtenerlo de forma automática. Recuerdo que hasta en dos ocasiones me preguntaron “oye y por qué no te casas con tu novia japonesa”, no es que apostaran por matrimonios de conveniencia sino que recomendaban la opción más real, ya que las otras son realmente difíciles de conseguir. Así de cerrado es este país para la inmigración… Te recuerdo otra vez, que esto es mi experiencia personal y de hace 4 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s