Etiquetado: shikoku

Peleas de perros en Japón

Touken

Hoy me he tomado el desayuno de muy mala leche.

A raíz de una noticia, mi mujer me ha comentado que las peleas de perros son legales- en la mayoría de prefecturas del país- y con la sangre a 200 grados me he puesto a a buscar información sobre el tema.

Por desgracia, he de decir que, aunque me ha impactado un poco, no me ha sorprendido en absoluto, porque, en nuestro querido Japón, la falta de sensibilidad hacia los animales está a la orden del día- no hace falta hablar de la caza de ballenas u otras actividades.

Sé de antemano que es un tema muy delicado, vengo de un país donde hasta hace dos días se lanzaban cabras desde un campanario y el debate de las corridas de toros es el cuento de nunca acabar. Aunque el maltrato animal es INDEFENDIBLE, le pese a quien le pese, siempre va a haber posturas que defiendan el respeto a la tradición o la predisposición y origen de algunos animales. También está quien considera el hecho de sacrificar animales para alimentarse como una forma de maltrato. Yo no voy a meterme en este tipo de debates. Lo que si que voy a defender es que utilizar animales para lucrarse o para divertirse me parece una completa soplapollez y quien disfrute de este tipo de actividades es igual o más gilipollas que quien las organiza ¿No te gusta lo que lees? Te invito a cerrar la ventana del navegador.

Sigue leyendo

Anuncios

De Tokio a Hiroshima, siete días y un Japan Rail Pass IV

Llegué a Hiroshima de buena mañana con dos preocupaciones en mi cabeza. Qué hacer con mi equipaje y cómo narices llegar a la isla de Miyajima.

Mi anfitrión, Yasumasa, no iba poder recogerme hasta que terminara de trabajar, alrededor de las 8 de la tarde, así que tenía que dejar todos mis trastos en algún lugar seguro y bien situado. Aunque cometí un error que me costó tiempo y dinero, el primer problema lo solucioné rápido. Terminé dejando el equipaje en la estación de Hiroshima, de la misma forma que hice en Kioto, dias antes.

El segundo problema resultó ser una tontería, ya que en el planel explicativo de los trenes de la ciudad venía detallado en perfecta lengua de Shakespeare. Además el nombre de la estación donde se tomaba el ferry ya daba suficiente información por sí misma… Miyajimaguchi.

Una vez allí no había más que dejarse llevar y seguir a la multitud de gente que había tenido exactamente la misma idea que yo esa mañana. Tras caminar unos 5 minutos llegué a una zona portuaria, justo para observar como un gran ferry se acomodaba cerca de los muelles.

Ya en marcha, con los motores funcionando, te das cuenta de que Japón es país formado por muchísimas islas, dicen que 6842  ( aunque muchas de ellas son prácticamente islotes). Unas vistas preciosas.

Sigue leyendo